viernes, 4 de marzo de 2011

Cosas nuevas provenientes de cosas antiguas.

No hay nada nuevo bajo el sol y, por mucho que nos estrujemos el cerebro, es probable que casi todo lo que queramos inventar ya haya encendido la bombilla de otra persona y, quizá, hace mucho tiempo... Hoy os presentaré un nuevo "gadget" percusivo que hunde sus raíces en un diseño muy antiguo.

Lo primero, presentaros el diseño original:


Foto cortesía de Maciej Kazinsky


Observad el fondo de la caldera de este par de timbales. En él podréis ver un apéndice en forma de campana de trompeta: se trata de un "Schalltrichter" ("schall" es sonido, y "trichter" es embudo en su traducción literal).

Este elemento es propio de los timbales que se fabricaron en Alemania durante el largo periodo comprendido entre 1600 y 1880. Es relativamente raro encontrar instrumentos con este añadido en otros lugares, por lo que podemos decir que se trata de un elemento constructivo propio de esa zona.

Ya se mencionaba en tratados antiguos: "Musicus autodidactos" (J.P. Eisel - 1738), "Die Pauken und Trommeln" (G. Fechner - 1862), y los más antiguos que se conocen están en un par de timbales datados en 1620 conservados en el Bayerische Nationalmuseum.

Su utilidad era crear una saussenden Nachklang (resonancia reverberante) por medio de la vibración del embudo, enriqueciendo un sonido que, de otra manera, y según Fechner, sería bastante anodino por percutirse el parche practicamente en el centro ("The world of historical timpani", por Ben Harms para "Early Music America", verano de 2008).

Con el tiempo, el "Schalltrichter" cayó en desuso debido a mejoras en la construcción, mejores parches y evolución de las técnicas.

Podéis ver más fotos y leer un artículo muy interesante en The Well Tempered Timpani.

Si os dais cuenta, los actuales altavoces de tipo subwoofer utilizan diseños muy similares.

Hace unos tres años (no sé si conociendo lo que es un "Schalltrichter"), cierta empresa sacó al mercado un artilugio heredero de esa tradición organológica que ha hecho correr ríos de tinta y ha dado mucho que hablar entre los baterías: se trata del Kickport.

Foto Kickport


Como se puede ver, es una suerte de embudo que se coloca en el parche resonante del bombo:



Foto Kickport


Según el fabricante, aporta "más graves, más sonido, más definición y más pegada", a la vez que apaga ligeramente el parche resonante. ¿Todo esto es verdad? Las opiniones varían, y hay quien, después de probarlo, nota una grandísima mejora y hay quien no nota nada. Como siempre, las opiniones están encontradas: unos le ven utilidad y piensan que sus creadores han dado en el clavo, mientras otros opinan que es un simple engañabobos proveniente de alguien con muy buena visión comercial.

El caso es que parece haber tenido éxito, y sus creadores le han dado una vuelta de tuerca más a la idea: ¿Por qué hacerlo sólo para el bombo, habiendo más tambores en una batería? Ni cortos ni perezosos, han extendido el concepto a la caja y los toms:


Foto Kickport


No lo he probado, así que no puedo dar mi opinión. Si algún día tengo la posibilidad de hacer una comparativa escribiré una entrada contándoos mis impresiones.

Lo verdaderamente curioso, y el verdadero motivo de escribir acerca de este nuevo juguete, es la similitud que encontré entre el Kickport y el "Schalltrichter" de los timbales alemanes. Nos creemos muy "modelnos", pero resulta que esta idea ya estaba funcionando allá por 1600.

Como dije al comienzo, no hay nada nuevo bajo el sol... Ideas que parecen novísimas ya existían hace 400 años. El eterno retorno se cumple una vez más, y el "Schalltrichter" se re-encarna en el Kickport.


…et in Arcadia ego.
© David Valdés

6 comentarios:

  1. Buenísimo artículo David, siempre se aprende algo nuevo, gracias! :-)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias a ti por leerlo y tomarte la molestia de escribir un comentario. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy curioso si señor, y muy lúcidos, por tu parte, los comentarios sobre este artilugio. Bravo por tu artículo, cada dia entro en tu blog ... gracias

    ResponderEliminar
  4. aIncreíble que de distintas partes del mundo y de diferentes épocas podamos compartir conocimientos.

    Gracias, desde Uruguay.
    CERDO Alejandro

    ResponderEliminar
  5. Tiene un blog de gran calidad, se aprende mucho, útil también a los autodidactas que no pudimos estudiar en una escuela de música. Mi humilde sugerencia es si podría ilustrar cómo se tocan los sleigh bells o cascabeles orquestales.
    Un saludo

    Atte:
    Rob

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Rob, por su comentario. Deme un poco de tiempo y, con mucho gusto, escribiré una entrada al respecto.

    Un saludo.

    David Valdés.

    ResponderEliminar