jueves, 17 de julio de 2014

De nuevo, campanas en la "Sinfonía Fantástica" de Berlioz.

Tal vez recordéis que, hace ya cuatro años, la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias interpretó, de Héctor Berlioz, la "Sinfonía Fantástica". Ya entonces escribimos una entrada titulada "Campanas en la Sinfonía Fantástica de Berlioz". Como se ha vuelto a interpretar la misma obra, escribimos un nuevo artículo al respecto pero, esta vez, conteniendo mucha más información.

Si queréis seguir la partitura, la podéis descargar gratuíta y legalmente en este ENLACE (es dominio público).

Lo que sigue, es la interpretación:





Las campanas utilizadas (las mismas que la vez anterior) están fabricadas por Paccard en Annecy (Francia), y se alquilaron a Percusonic.


© David Valdés

Las notas son Do y Sol, y están afinadas tomando el LA 442 como referencia:


© David Valdés


© David Valdés

Se suministran con dos pares de martillos: uno de aluminio y otro de bronce.


© David Valdés

Como se puede ver, cada par presenta martillos de distinto tamaño: el mayor se utiliza para tocar la campana en SOL, más grande y con más masa que su compañera. Por tanto, el tamaño del martillo está relacionado con el tamaño de la campana que toca. Igual que la otra vez, y aunque pesaran una barbaridad, usamos el par de bronce, que proporcionaba un sonido y volumen muy superior al de aluminio.

Pertrechado tras la concha acústica, fuera del escenario y de la orquesta, mi "oficina" ofrecía este aspecto:


© David Valdés


Desde ahí, la vista que tenía del director a través de una puerta abierta en la concha acústica era la siguiente (recordad que la otra vez toqué usando un monitor de vídeo como referencia):


© David Valdés

Para acabar, esta foto fue tomada en el concierto de Gijón:


© OSPA/Marta Barbón


Esta otra en el concierto de Oviedo.


© OSPA/Marta Barbón


Si juntamos la información que contiene esta entrada con la que escribí hace ya cuatro años, tenemos un montón de información respecto a esta parte concreta del repertorio, un tanto "oscura" y "secreta", pues ocurre siempre fuera del alcance visual del espectador.

Espero os haya gustado.


…et in Arcadia ego.
© David Valdés